tampon-tss
Mujer

Riesgo del uso de tampones

Los tampones deben utilizarse correctamente para evitar infecciones como el SST o reacciones alérgicas.

tampon-uso

El síndrome de shock tóxico (SST) sigue siendo principalmente una enfermedad de las mujeres que menstrúan y usan tampones. Pero también se ha relacionado con el uso de esponjas menstruales, diafragmas y capuchones cervicales.

Una mujer que ha dado a luz recientemente también tiene una mayor probabilidad de sufrir un shock tóxico. Y puede sucederle a hombres y mujeres que han estado expuestos a las bacterias del estafilococo mientras se recuperan de una cirugía, una quemadura, una herida abierta o el uso de un dispositivo protésico.

“El Síndrome de Shock Tóxico (TSS) es una complicación extremadamente rara de una infección bacteriana, causada por toxinas producidas por la bacteria Staph”, dice la Dra. Sherry Ross.

Ella es experta en salud femenina del Providence Saint John’s Health Center en Santa Monica, California.

“Es común creer que el síndrome ocurre en mujeres que menstrúan, pero también puede afectar a hombres, niños y mujeres posmenopáusicas. Alrededor del 50% de los casos de TSS ocurren en mujeres menstruantes que usan tampones súper absorbentes “.

Más de un tercio de todos los casos de shock tóxico involucran a mujeres menores de 19 años, y hasta el 30% de las mujeres que han tenido la enfermedad lo volverán a tener.

La historia de la modelo Lauren Wasser es la peor pesadilla de cualquier persona. Pues, en 2015 descubrió que tenía programada una amputación de pierna luego de que su tampón causara el síndrome de shock tóxico.

Sin embargo, hace unos meses, la experiencia de Wasser la puso nuevamente en las noticias cuando le amputaron la otra pierna.

El síndrome de shock tóxico o SST es una complicación grave de ciertas infecciones bacterianas; a menudo se asocia con tampones porque la sangre que se acumula en un tampón puede servir como medio de cultivo para las bacterias.

Pero es importante saber que increíblemente afecta a menos de una de cada 100,000 personas en los EE. UU. Y si usas tus tampones adecuadamente, tu riesgo de desarrollar TSS no es más alto que el de un hombre que nunca tuvo un período o usó un tampón para detener otra cosa que no sea una hemorragia nasal mala.

Síntomas del shock tóxico:

Los signos de alerta son síntomas parecidos a los de un resfriado, fiebre alta, diarrea, vómito y debilidad muscular junto con un salpullido plano, rojo como una quemadura del sol en las palmas de las manos o en las plantas de los pies.

Si tuvieses alguno de estos síntomas, no hay porqué alarmarse ya que la clave principal para estar seguros que se tiene esta enfermedad es el salpullido.

Causas del síndrome de shock tóxico:

Según la Dra. Nesochi Okeke-Igbokwe , MD, MS en el NYU Langone Medical Center, menciona algo muy importante.

“Si un tampón se retiene en la vagina por periodos prolongados de tiempo, puede crear un ambiente para que las bacterias crezcan muy rápidamente. El sobrecrecimiento bacteriano de Staphylococcus aureus puede producir una toxina que puede liberarse en el torrente sanguíneo “.

Por lo general, la infección ocurre cuando las bacterias ingresan a su cuerpo a través de una abertura en su piel, como un corte, llaga u otra herida. Los expertos no están seguros de por qué el uso de tampones a veces conduce a la condición.

Tambiém se cree que un tampón dejado en el lugar durante un largo período de tiempo atrae a las bacterias. Otra posibilidad es que las fibras del tampón raspen la vagina, creando una abertura para que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo.

Los tampones por sí solos no causan SST, está causada por unas toxinas producidas por la bacteria Staphylococcus Aureus, normalmente se encuentra en la nariz y en la vagina. Cuando el tampón permanece un largo tiempo en la vagina crea un ambiente perfecto para que se desarrollen diferentes tipos de bacterias. Para evitarlo sigue las siguientes instrucciones:

– Cambia tus tampones frecuentemente al menos cada 4-8 horas.

– Escoge el tampón de absorbencia correcta. Utiliza tampones de tamaño pequeño cuando tu flujo sea ligero.

– Utiliza compresas y tampones en forma alternada.

– Lava tus manos antes de insertar o sacar tu tampón.

– No utilices tampones para absorber otras cosas que no sea tu flujo sanguíneo menstrual. Solamente inserta un tampón una vez que ya está presente la sangre menstrual.

Tratamiento:

El síndrome de shock tóxico es una emergencia médica. Algunas personas con la afección tienen que permanecer en la unidad de cuidados intensivos durante varios días para que el personal médico pueda vigilarlos de cerca. Probablemente su médico le recete un antibiótico por vía intravenosa para ayudarlo a combatir la infección bacteriana en su cuerpo. Recibirá de 6 a 8 semanas de antibióticos en casa y si es un poco complicado un doctor en enfermedades infecciosas lo vigilará de cerca.

En caso que una esponja vaginal o un tampón provocaron un shock tóxico, es posible que su médico tenga que retirar este cuerpo extraño de su cuerpo. Si una herida abierta o una herida quirúrgica causaron su síndrome de shock tóxico, el médico vaciará pus o sangre de la herida para ayudar a eliminar cualquier infección.

Otros posibles tratamientos incluyen:

  • medicamento para estabilizar la presión arterial
  • Fluidos IV para combatir la deshidratación
  • inyecciones de gamma globulina para suprimir la inflamación y aumentar el sistema inmune de su cuerpo.

Fuente: teenvogue/edition.cnn/healthline/webmd/usatoday

Por: Laura Loayza

Riesgo del uso de tampones
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo Popular

To Top