Entrevistas

REVISTA GENTE, CINCUENTA AÑOS

Hace 8 años: Por Manuel Jesús Orbegozo

Cincuenta años es como decir la mitad de la vida de una persona, generalmente considerada en 100 años. Pero, 50 años de vida de una revista, como es el caso de GENTE, tiene mucho mayor significado acaso que los 100 años de una persona.

GENTE no tuvo un nacimiento apoteósico ni cuna de oro, ni siquiera nacimiento memorable. Me acuerdo que Enrique Escardó Vallejo, un jovencito muy educado como son los de buena familia, una tarde nos citó al bar Cream Rica del Jirón de La Unión para tomar un té. Creo que Luciano Ruiz de Navarro, Milton von Hesse, Mario Castro Arenas, José Barreto Boggiano, Luis Lisson Segura, Antonio OIivas Caldas y un periodista mucho más jovencito que nosotros -ninguno pensó que Escardó nos fuera a proponer la edición de una revista que en ese momento no tenía ni pies ni cabeza. Estaba tan en pañales que no tenía nombre, oficina ni menos máquinas de escribir.

El entusiasmo de Enrique

La pujanza, el empeño, el entusiasmo profesional de Escardó resultó ejemplar, porque un mes después estuvimos lanzando el primer número de la revista que no sé quién le puso GENTE.

Luego, vino el segundo número, y el tercero, y las dificultades, tanto que en cierta oportunidad teníamos una buena información que hablaba sobre las irregularidades o corrupciones que ya había en el Parlamento pero no teníamos con qué ilustrarlo. Pues, volqué medio tintero de tinta sobre una hoja de papel y el titular ya estuvo listo: “BORRÓN… Y CUENTA NUEVA“.

Nunca trabajé regularmente en GENTE, nunca estuve cerca de sus palpitaciones, nunca conocí sus interioridades, aunque siempre estuve a su lado. Siempre colaboré, siempre escribí en la revista aunque nunca cobré nada. Aparte de mi larga amistad con Enrique Escardó, siempre sentí admiración por una publicación que la había visto nacer y que no obstante haber pasado la mar y morena proseguía tercamente en pos de alcanzar los cincuenta años de vida seguidos.

Esto no es común. Yo no pregunto si fue buena, si fue mala, si mintió o no, si pecó o no pecó. A propósito, en casos como este, siempre echo mano a esa implacable sentencia bíblica: “Quien esté limpio de pecado, que tire la primera piedra“.

Y entonces, estoy casi seguro de que aquellos condenantes, mesiánicos, prepotentes, preetendidamente impolutos, se arrinconarán frente a Jesús o a la vindicta pública, y no sabrán qué hacer, acaso huir como ratas.

GENTE está cumpliendo 50 años y, por lo menos, se le podría conceder una medalla de oro por haber impreso miles de miles de libros entre diccionarios, novelas, etc. Sumando 40 millones de libros en 7 años de este gran éxito, para regalárselos a sus lectores. Esto no lo ha hecho ninguna publicación que yo conozca en 50 años a la redonda.

Cincuenta años

Al cumplir 50 años, mis recuerdos intentan revivir los momentos que pasamos esa tarde de marzo en el Cream Rica y declarar que ninguno de nosotros salió con esperanzas, todos creíamos que nada pasaría y que quedara como una mozonada de Escardó.

Cuánto lamento que aquellos con quienes nos reunimos esa tarde ya no estén celebrando con nosotros dicha fecha, casi todos han muerto, y solo me he quedado yo para informarles que, sea como fuere, aquel boceto de revista que diseñamos, está cumpliendo ya 50 años de vida. Yo los celebro junto a ustedes, como si fueran parte de nuestra vida.

Felicitaciones Revista GENTE.

Felicitaciones Enrique Escardó Vallejo.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top