Estilo de Vida

EL PODER DE LOS PENSAMIENTOS

Descubre la magia que se esconde en la Programación Neurolingüística


 “Lo que pensamos determina lo que nos pasa, por eso si queremos cambiar nuestras vidas debemos ampliar nuestra mente”, cuando leía esta frase de Wayne Dyer, inevitablemente me condujo a pensar en el inagotable poder que tenemos a nuestro alcance y que simplemente no lo estamos aprovechando, algunos por desconocimiento y otros, por los hábitos que se han ido encarnando desde nuestra infancia, por la forma de comunicación que aprendimos en el seno de nuestra familia, los amigos, la escuela o el contexto en el que interactuamos,  que muchas veces no es favorable para cultivar un pensamiento positivo y empoderante. Si revisamos un poco nuestra cultura, la tendencia es sorprendente, pues, existe un significativo número de personas que tiende a enfocarse en lo negativo, en  el porqué de las cosas, cuando en realidad la pregunta que debería utilizarse es para qué me sucede tal o cuál acontecimiento y qué provecho voy a sacarle, revirtiendo el impacto a nuestro favor, tal como postula la Programación Neurolingüística, “No existen fracasos, sino  resultados o retroalimentación”.

Es curioso e importante prestar atención al aporte de la Programación Neurolingüística en este aspecto, puesto que busca engranar la estructura mental y la estructura del lenguaje en función de la optimización de las posibilidades humanas para encontrar respuestas ágiles, creativas y acertadas en situaciones de acción específicas, enfocadas estas respuestas en logros de bienestar y alcance en los diferentes ámbitos de la vida; pero seguramente se estarán preguntando algunos  ¿qué es la Programación neurolingüística?

La PNL, es nada menos que el resultado del trabajo conjunto de John Grinder (Lingüista), Richard Bandler (matemático y terapeuta en Gestalt) y un grupo de estudiantes curiosos entre los que destaca Robert Dilts, Judith DeLozier, Leslie Cameron y David Gordon, que buscaban la identificación de modelos explícitos de excelencia humana. Para ello,  desarrollaron un modelo a partir de la investigación de los patrones operativos de tres grandes terapeutas de aquella época: Virginia Satir, reconocida como la mejor terapeuta familiar de nuestros tiempos, Fritz Perls, creador de la terapia Gestalt, que posibilita el desarrollo total del ser humano, y el Dr. Milton H. Erickson, máximo exponente de la Hipnosis contemporánea. Estos magos de la terapia poseían un común denominador en el comportamiento que hizo que destacaran de manera sorprendente en comparación con el resto de su generación. Lo relevante y sorprendente es que finalmente Grinder y Bandler lograron estandarizar dichos patrones en común y los ofrecieron como un modelo propio de aprendizaje, logrando a partir de allí desarrollar técnicas propias para la identificación de tal modelo y presentaron formalmente su aporte con la denominación de “Programación Neurolingüística”, la misma que simboliza el vínculo entre mente, la lengua y el organismo.

Actualmente se cataloga a la PNL como una tecnología poderosa que permite lograr resultados rápidos y sorprendentes para alcanzar nuevos estados de excelencia individual, poniendo en práctica valiosas herramientas y habilidades destinadas a la optimización de la comunicación y evidenciar resultados en diferentes ámbitos como en el profesional, la psicoterapia, la educación, la salud, la creatividad, el liderazgo, la consultoría y los negocios.

En este contexto,  partiendo del principio universal de que en todo lo que te enfoques se expande, es que fantásticamente coincidimos en tiempo y espacio un equipo interdisciplinario de talento humano, que compartimos una misma visión y misión, centrada en aportar valor e impactar la vida de muchas personas, familias, empresas, comunidades, países, continentes, sin pensar que para alcanzar abundancia y prosperidad existan límites, pues ellos solo tienen cabida en la mente de aquellos que aún no conocen la PNL, llevándoles a experimentar las ilimitadas posibilidades que cada ser humano tiene para hacer realidad sus sueños y convertirlos en realidad  si eso es lo que desea, tal como dice Napoleón Hill: “Aquello que la mente puede concebir y creer, puede alcanzar”. Viéndolo desde esta perspectiva  es que se  funda el Centro Internacional de Programación Neurolingüística, con sede en LimaPerú.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top