Salud

Ciencia – La curiosa bacteria que evolucionó para comer plástico

  • Actualmente el plástico es uno de los materiales más usados en la industria y comercio a nivel mundial. Sus altas tasas de consumo hacen que sea el principal componente contaminador de la tierra. El descubrimiento de esta bacteria ha sido como un rayo de luz que permitiría el desarrollo de nuevos sistemas de eliminación de desechos plásticos.

El mercado del plástico es uno de las más grandes a nivel mundial por ser uno de los elementos más utilizados en la industria y el comercio. Su multitud de usos ha ocasionado que este material se produzca en cantidades colosales y genere más de 700 billones de dólares anuales. El plástico es uno de los materiales más flexibles en cuanto a utilización, ya que se encuentra presente en casi todos los aspectos de nuestra vida. Pero no todo es color rosa; actualmente el plástico es el material más contaminante a nivel global, generando grandes cantidades de desechos que contaminan mares y ríos enteros, y ser el causante de la muerte millones de especies anualmente.

– En el año 2017 se estimo que un promedio de 1 millón de botellas de plástico era compradas cada minuto. Lamentablemente, se espera que esta cifra aumente a un 20% para el año 2021.

Pero un descubrimiento fuera de lo normal ha brindado un poco de esperanzas a la humanidad. Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Kioto en Japón han descubierto una nueva bacteria que tiene la característica de poder digerir mediante la producción de encimas el tereftalato de polietileno, uno de los plásticos más utilizados a nivel global.

Este increíble anunció hizo posible el desarrollo de una investigación a profundidad y científicos de la Universidad de Portsmouth y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable del Departamento de Energía de Estados Unidos declararon haber descubierto una encima producida por la bacteria Ideonella Sakaiensis que es la responsable de que este pequeño ser viviente pueda digerir el plástico. Los científicos modificaron al añadir nuevos aminoácidos en la estructura de esta enzima permitiendo a la bacteria poder consumir los desechos un 20% más rápido.

Kohei Oda, uno de los científicos de la Universidad de Kioto involucrados en la investigación declaró:

“Luego de distintos estudios, hemos llegado a la conclusión que esta bacteria tiene un gran potencial para degradar el PET y convertirlo en agua o en dióxido de carbono. Creemos que este descubrimiento es el inicio para el desarrollo de nuevas tecnologías que puedan controlar grandes cantidades de PET desperdiciado.”

– Este nuevo hallazgo ha impresionado a la comunidad científica ya que en menos de 70 años el planeta tierra ha podido desarrollar una nueva forma de vida que puede digerir y alimentarse del plástico.

Este nuevo hallazgo supone ser un rayo luz en avances para la lucha contra la contaminación. La nueva bacteria tiene el potencial de poder degradar una lámina delgada de plástico en solo seis semanas en una temperatura promedio de 30 grados centígrados. Este suceso ha marcado un hito importante en la ciencia y además ha sorprendido a muchos científicos por su rápida evolución, ya que el componente plástico que la bacteria degrada ha estado presente en nuestro planeta hace solo 70 años. Resulta increíble ver como esta especie en solo 70 años ha podido evolucionar lo suficiente para convertir este compuesto en su principal fuente de carbono para subsistir.

 

APECO, organización que lleva más de 30 años creando conciencia y realizando proyectos para proteger el medio ambiente, se pronunció sobre este gran descubrimiento:

Este es un primer paso hacia quizás poder contar en el futuro con un proceso de degradación de los plásticos PET de manera más rápida. Sin embargo, actualmente no debemos olvidar que la principal estrategia para evitar la contaminación por plásticos es reducir su uso, reutilizarlos y reciclarlos. De manera práctica, podemos hacer las siguientes cosas: lleve una bolsa de tela cuando haga sus compras, use una botella de metal para llevar agua consigo en vez de comprar botellas de plástico y use sus propios utensilios y servicios en vez de utilizar platos y cubiertos descartables.”

A pesar de este increíble descubrimiento, actualmente la forma más eficaz de luchar contra el calentamiento global es el actuar directo. Es importante reducir el uso de plásticos y tratar de reciclar la mayor cantidad posible.- APECO

A pesar de los esfuerzos científicos para contrarrestar la contaminación global, la mayor contribución que le podemos dar al ecosistema es empezar por uno mismo. Reducir el consumo de plásticos y componentes contaminantes pueden lograr un cambio radical en la huella de carbono.

Nuevas estadísticas y hechos demuestran el impacto que nuestro actuar está causando en el planeta. Este año salieron reportes sumamente preocupantes de que una isla de residuos contaminantes, en su mayoría plásticos, crecía con gran rapidez en el océano pacífico y que ya superaba a Francia en tamaño. Esto es el claro ejemplo de la creciente subida de elementos contaminantes en nuestras aguas y de los riesgos que corren todos los seres vivos, incluidos nosotros. Por esta razón, la lucha contra la contaminación y el calentamiento global aún está en nuestras manos y es nuestra responsabilidad detenerla.

Por: Sandro Meneses

Ciencia – La curiosa bacteria que evolucionó para comer plástico
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo Popular

To Top